EL LIBRO DE LOS MÉDIUMS

Allan Kardec

Volver al menú
Cuando vosotros queráis recibir comunicaciones de buenos Espíritus, conviene prepararos a este favor por el recogimiento, por sanas intenciones y por el deseo de hacer el bien con respecto al progreso general; porque acordaos que el egoísmo es una causa de atraso para todo adelantamiento. Acordaos de que Dios permite a algunos de entre vosotros el que recibáis la inspiración de ciertos hijos suyos que por su conducta, han sabido merecer la felicidad comprender su bondad infinita, es que quieres a solicitud nuestra y en vista de vuestras buenas intenciones, daros los medios de adelantar en su camino; así, pues, médiums sacad provecho de esta facultad que Dios quiere concederos. Tened fe en la mansedumbre de nuestro Maestro; tened la caridad siempre en práctica; no os canséis nunca de ejercer esta sublime virtud así como la tolerancia. Que vuestras acciones estén siempre en armonía con vuestra conciencia, es un medio cierto de centuplicar vuestra felicidad en esta vida pasajera y prepararos a una existencia mil veces más dulce aun. El médium de entre vosotros que no se sienta con fuerzas de perseverar en la enseñanza de los Espíritus, que se abstenga; porque no sacando provecho de la luz que le ilumina, será menos excusable que otro, y deberá expiar su ceguedad. Pascal.